Día Mundial de la Enfermería

“Saber ser, saber estar y saber hacer son las tres actitudes que completan a un profesional de enfermería”.

• San Juan de Dios es uno de los precursores de la enfermería moderna.
• Lo que destaca en Juan de Dios es ese modo de hacer las cosas completamente volcado hacia el enfermo
• En el modelo juandediano se dan los cuatro fenómenos nucleares de la ciencia enfermera: cuidado, persona, salud y entorno
• Actualmente en la Provincia de Castilla de los Hermanos de San Juan de Dios estudian más de 480 alumnos el Grado de Enfermería.

Desde el Hospital de Santurtzi y el Centro Médico de Barakaldo, con motivo de la celebración del día internacional de la enfermería, queremos dar a conocer la importancia de esta disciplina dentro de la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, considerándola como una profesión esencial en la atención asistencial que exige valores y una visión que abarque persona, cuidado, salud y entorno. 

Juan de Dios constituye un ejemplo de sensibilidad por las atenciones enfermeras que ha perdurado en el transcurso del tiempo.

                

No en vano fue un pionero en la actividad asistencial en el siglo XVI. Innovador en la manera de cuidar tanto a nivel asistencial como a nivel de organización: separar a los enfermos por dolencias y destinando una cama para cada enfermo. Atenderlos de manera integral, dándoles apoyo físico, espiritual, psíquico y social.

Pero no se quedó ahí ya que introdujo el trato y calor humano a los enfermos de su hospital de Granada, algo revolucionario en aquella época. Se preocupaba del otro y le daba acogida, en definitiva, ofrecía Hospitalidad, el valor principal de nuestra Institución.

Juan Ciudad se encuentra una Castilla renacentista con el problema sanitario grave de repetidas apariciones de epidemias de peste, provocadoras de índices de mortalidad con negativa repercusión económica. Durante este siglo se inicia la remodelación del sistema hospitalario desde la Corona y los obispados con más estrategias especiales según los casos, para obtener un buen resultado, que no fue siempre el deseado ni en el tiempo ni en la forma. A esto se le suma la Granada en crisis, ambigua y llena de contrastes que vivió Juan. Una ciudad con diez hospitales y casas para acoger pobres, donde descubrió a necesitados y enfermos abandonados.

Emprende la reforma de aquella defectuosa asistencia a los enfermos y necesitados. Crea un asilo/albergue/hospital como en la tradición medieval donde los que no tenían techo podían pasar la noche y donde los enfermos, separados según sus dolencias, encontraban consuelo y cuidados.

Para reflejar una aproximación histórica de los cuidados de Juan de Dios, aquello que constituye el modelo juandediano -estilo e innovación y su relación con el paradigma de la Enfermería actual, es necesario apoyarnos en el núcleo fundamental de su pensamiento: dar y darse con espontaneidad y desinterés. Esta filosofía está directamente relacionada con cuanto significa el término Caridad, ligada al cuidado, y le da tanto valor que la Caridad como cuidado la eleva al nivel más alto, Dios.

Comprendió que Caridad y Misericordia con el prójimo, debe ser Hospitalidad expresada en bien y bien hecho.

Sacó de la nada su estilo, su modelo. Sobre él no decidieron influencias de modelos observados sino que quería algo nuevo, estaba siendo fiel a sus impulsos. En el modelo juandediano podemos decir que los cuatro fenómenos nucleares de la ciencia enfermera están presentes: cuidado, persona, salud y entorno; así como las diferentes áreas profesionales: la clínica, la docencia, la gestión de cuidados y la administración aparecen de forma implícita en las fuentes históricas de la Orden Hospitalaria.

Lo que destaca en él, por encima de todo, es esa manera, ese modo de hacer las cosas completamente volcado hacia el enfermo desde su visión holística, tan adecuado para lograr una asistencia verdaderamente humanizada. La consideración del que sufre, la compasión sin barreras y el tener como centro de toda actuación la persona necesitada, fue el continuo empeño de Juan de Dios por mejorar las condiciones de sus enfermos. Y definir una forma de actuación vigente y que constituye la preciosa herencia dejada por Juan de Dios.

Desde su inicio, Juan de Dios, sabe que sólo no puede hacerlo todo, es necesaria una buena organización y para ello se apoya en los primeros Hermanos, en los primeros trabajadores, en los primeros bienhechores y en la limosna.

Transcurridos 35 años de la muerte de Juan de Dios los Hermanos tienen sus primeras Constituciones donde está escrito todo lo que han de hacer, cómo hacerlo y porqué hacerlo. La evolución de las leyes, las normas e incluso las costumbres han sido y seguirán siendo siempre una constante; los Hermanos han estado siempre abiertos a los problemas y necesidades de su tiempo. Esta dinámica es la que los lleva a adecuar las Constituciones hasta el día de hoy. El ejercicio del cuidado es una actividad que se sustenta en valores y exige valores. Esto es lo que San Juan de Dios realizó e impulsó.

El sentó las bases y sus seguidores las hemos ido desarrollando en el tiempo. Hoy constatamos que 476 años después sigue vigente y da fundamento a la Enfermería actual.

 

 

                                            

Esto nos lleva a día de hoy, a una sociedad actual que protagoniza una era de cambios y transformaciones. A una enfermería preparada para la apropiación de nuevas tecnologías que den soporte a los procesos de formación, al igual que el énfasis que debe hacerse en una sólida formación científica y en el desarrollo de competencias que garanticen la calidad en el cuidado. Abarcando estos aspectos en los principios éticos y humanísticos propios de los paradigmas de esta disciplina.

En la provincia de Castilla además de nuestros centros hospitalarios y asistenciales contamos con el Centro Universitario de Ciencias de la Salud San Rafael-Nebrija de Madrid, con grado en Enfermería, donde se empeñan en transmitir la importancia de unir la profesionalidad y la técnica, con la implicación y la proximidad a través de la docencia.

COMPARTIR

UBICACIÓN HOSPITAL

»Avda. Murrieta, 70
48980 Santurtzi - Bizkaia

Localización del Hospital San Juan de Dios

UBICACIÓN CENTRO MEDICO

»Herriko Plaza, 16
48901 Barakaldo - Bizkaia

»Teléfono: 94 645 40 40

barakaldo.centromedico@hsjd.es

Localización del Hospital San Juan de Dios

INTRANET

» Acceso a la Intranet

2012 © Hospital San Juan de Dios Santurtzi Diseño Web BilbaoLabrys
OSAKIDETZA: Actividad Concertada Dpto de Salud