PREGUNTAS HABITUALES

Mi madre sigue yendo todos los días al cementerio y no quiere deshacerse de las cenizas. ¿Necesita ayuda profesional?


Tras una pérdida, la persona necesita muchas veces de una serie de rituales que le ayuden a convivir con dicha ausencia. El hecho de que una persona guarde las cenizas de la persona fallecida en el domicilio o visite todos los días la tumba de su ser querido no significa que esté desarrollando un duelo patológico, ya que la definición del mismo está en función de otras variables, como por ejemplo:


    - si dichas actitudes están condicionando negativamente sus relaciones familiares y sociales

    - reacciones emocionales desproporcionadas (llanto continuo incontrolado sin causa aparente persistente en el tiempo)

    - persistencia de aislamiento

    - abandono de hábitos de autocuidado (visitas al médico, hábitos generales de salud, higiene y alimentación)

    - presencia de alteraciones comportamentales (tendencia a la agresividad; aumento de ingesta de alcohol u otras sustancias tóxicas; automedicación)


La persona que mantiene las cenizas, “habla” con el difunto todas las noches, acude al cementerio a “dialogar” con él o a “visitarle” otorga un significado especial a estas acciones. Generalmente incomodan más a los que el rodean que al propio doliente. Si se les obliga a “no hacer tales acciones”, se les imponen una nueva pérdida, ya que no han sido ellos los que han decidido abandonar tales rituales. Si se les obliga a abandonarlos, ¿qué se les da a cambio que al doliente no le suponga otra pérdida añadida, es decir, qué se les ofrece que tenga el mismo valor afectivo y sentimental que aquello que no se le permite hacer?


Sólo alrededor de un 20% de los duelos precisa de atención específica, y la misma está relacionada con normalización de las reacciones de duelo, explicación de las fases de duelo, facilitación emocional, repaso histórico al pasado conjunto,… Es decir, acciones que suponen una escucha activa y neutral de la experiencia de duelo en un marco de acompañamiento que no tiene por qué realizarse siempre en el encuadre de una consulta especializada a la que se suele acudir porque el entorno social del doliente no permite la expresión de sus reacciones emocionales y, por lo tanto, no tiene quien le escuche sin juzgarle. Para el entorno es difícil “estar ahí” soportando el dolor y la tristeza que produce una pérdida, evitando dar los consejos habituales sobre lo que se “tiene que hacer para estar mejor y aceptar la pérdida” (verdades que al doliente no sirven para nada). En realidad, más que hablar de aceptación de la pérdida tras un tiempo determinado, la tarea es aprender a convivir de por vida con esa ausencia y con los vaivenes emocionales y comportamentales (generalmente no entendidos por el entorno) que en determinados momentos (celebraciones, aniversarios, fechas significativas…) produce la consciencia de dicha ausencia.


De este 20%, sólo entre el 1% - 3% suponen duelos complicados que precisan intervenciones más específicas y duraderas en el tiempo.


En la mayoría de los casos, la decisión de acudir a un profesional es voluntaria y depende del deseo de la propia persona en función de cómo está viviendo su pérdida, y no de cómo la valoran los de alrededor. El entorno social pueda dar su opinión o recomendación, pero no obligar, salvo en aquellos casos tan complicados que la ausencia de ayuda profesional puede conllevar riesgos en el desarrollo dela vioda personal, laboral o familiar del doliente.


* Para más información, ver las diferentes guías de duelo que hay disponibles en lña sección “Documentación” y “Enlaces de Interés”


COMPARTIR

UBICACIÓN HOSPITAL

»Avda. Murrieta, 70
48980 Santurtzi - Bizkaia

Localización del Hospital San Juan de Dios

UBICACIÓN CENTRO MEDICO

»Herriko Plaza, 16
48901 Barakaldo - Bizkaia

»Teléfono: 94 645 40 40

barakaldo.centromedico@hsjd.es

Localización del Hospital San Juan de Dios

INTRANET

» Acceso a la Intranet

2012 © Hospital San Juan de Dios Santurtzi Diseño Web BilbaoLabrys
OSAKIDETZA: Actividad Concertada Dpto de Salud