PREGUNTAS HABITUALES

Aquí encontrará respuestas a las preguntas más frecuentes que realizan los familiares, voluntarios y cuidadores de personas en el final de su vida, basándonos en nuestra experiencia de atención hospitalaria y domiciliaria. En algunas respuestas se podrá encontrar un link que ofrece documentación específica.

¿Qué puedo hacer cuando está inconsciente?

El estado de inconsciencia producido por efecto de la medicación (en caso de sedación) o por avance de la propia enfermedad causa un profundo malestar e impotencia a los familiares  y cuidadores. Algunos pueden valorar esta situación como un respiro, puesto que es un tiempo en el que no están pendientes de realizar acciones físicas de cuidado a demanda del paciente. Otros, sin embargo, lo valoran como el primer indicio real e irreversible de haber perdido a la persona tal como la conocían: ya no pueden recibir sus palabras, ni su afecto ni responde a sus acciones. La relación tal como estaba establecida entre familiar – paciente desaparece para instaurarse otro tipo de relación ante la cual el familiar se siente impotente por no saber qué hacer.

En esta segunda situación, la tendencia es a “no hacer nada”, a excepción de leer al lado de la cama, hacer pasatiempos, etc. Esta opción puede ser la manera que tiene el familiar de aliviar su dolor por estar en una situación de impotencia e incomodidad asociado a la proximidad de muerte del ser querido.

No obstante, el familiar también puede, simplemente, “estar a su lado”, hablándole de manera abierta o mediante diálogo interno (diálogo en la mente con la persona enferma) de recuerdos agradables, momentos históricos del pasado compartido (es una manera de contrarrestar los pensamientos negativos asociados a la situación actual de inconsciencia) e incluso repasar aquellas discusiones o conflictos que quedaron sin resolver habiendo causado daño a ambos. A la vez, se puede utilizar el tacto (las caricias), ya que el tacto es el último sentido que se pierde y, sin embargo, es el primero de los sentidos a través del cual mostramos nuestro afecto y cariño (los recién nacidos, incapaces de comprender las palabras o gestos de los adultos, perciben su amor a y través del tono muscular, las caricias, abrazos, besos,.. es decir, en el contacto “piel con piel”) Todo ello desde la naturalidad en el acompañamiento, ya que las posturas o acciones forzadas no benefician ni al paciente (que lo puede percibir) ni al familiar (que no encuentra sentido a lo que hace e, incluso, se puede sentir “culpable” por hacer “obligado” algo que no quiere realizar)

COMPARTIR

UBICACIÓN HOSPITAL

»Avda. Murrieta, 70
48980 Santurtzi - Bizkaia

Localización del Hospital San Juan de Dios

UBICACIÓN CENTRO MEDICO

»Herriko Plaza, 16
48901 Barakaldo - Bizkaia

»Teléfono: 94 645 40 40

barakaldo.centromedico@hsjd.es

Localización del Hospital San Juan de Dios

INTRANET

» Acceso a la Intranet

2012 © Hospital San Juan de Dios Santurtzi Diseño Web BilbaoLabrys
OSAKIDETZA: Actividad Concertada Dpto de Salud