PREGUNTAS HABITUALES

Aquí encontrará respuestas a las preguntas más frecuentes que realizan los familiares, voluntarios y cuidadores de personas en el final de su vida, basándonos en nuestra experiencia de atención hospitalaria y domiciliaria. En algunas respuestas se podrá encontrar un link que ofrece documentación específica.

¿Qué puedo hacer si niega la enfermedad o la gravedad de la misma?

La negación sobre la enfermedad o la gravedad de la misma por parte de un paciente es considerada como un mecanismo de defensa que puede ser adaptativo en determinados momentos para poder afrontar su situación de enfermedad. Supone que la persona revisa o reinterpreta parte de su realidad dolorosa, evitando aquellos factores que resultan amenazantes para ella y aferrándose a la imagen previa a la enfermedad. Si persiste en el tiempo, significa que la persona todavía no está preparada para escuchar su diagnóstico, con lo cual, hay que estar atentos a aquellos momentos en que la persona desea conocer más o realiza comentarios demandando más información (ver otras cuestiones sobre comunicación en esta misma sección) Muchas veces la negación está relacionada con la falta de información, es decir, que al no tener la persona información precisa y concreta sobre lo que le acontece, él mismo se da respuestas rellenando sus lagunas de conocimiento mediante los mecanismos descritos anteriormente.

Generalmente la negación fluctúa según avanza su proceso de adaptación a la enfermedad, siendo imprescindible y beneficioso el ofrecimiento de información de manera gradual, continuada, precisa y fidedigna relativa a su situación de enfermedad. Esta información no sólo puede ser ofrecida por parte de los profesionales de la salud, sino también por parte de los familiares que han estado presentes en ese proceso de información en el diagnóstico y consultas posteriores y que, seguramente, pueden complementar la información que el paciente ha podido comprender. Hasta entonces, es recomendable respetar esa negación, confrontándole únicamente con la realidad si la permanencia de su negación conlleva decisiones que amenazan su propia integridad física o repercute de manera significativa en la vida de los que le rodean (y no sólo en la de la persona enferma)
Hay diferentes tipos de negación:

    - negar el diagnóstico o incluso el hecho de estar enfermo (“repudiación del diagnóstico”)
    - negar las implicaciones del diagnóstico y de sus manifestaciones o síntomas objetivos consecuentes     (“separación de síntomas del diagnóstico”)
    - negación del deterioro físico (“rechazo del deterioro”)

La negación se muestra de diferentes formas en función de cada persona y de su estilo de expresión, historial previo de afrontamiento de situaciones difíciles y afrontamiento de la enfermedad actual.
Así, por ejemplo, existe la racionalización o el buscar argumentos para justificar que todo va bien: “si mi enfermedad fuera grave, no hubiera cogido peso… si estoy en tratamiento es porque me van a curar… si estuviera tan mal no podría salir a la calle…”, etc Surge también el desplazamiento o explicar de manera alternativa la realidad: “me encuentro mal por la medicación… estoy fatigado pro el esfuerzo en el trabajo…me dan tratamiento para evitar que pueda llegar a tener cáncer…” El eufemismo consiste en el uso de expresiones alternativas para referirse al diagnóstico y que resulte menos amenazante o agresivo: “mi problema era un bultito en el pecho… simplemente no orinaba bien… son unos dolores de cabeza molestos sin más…” La minimización consiste en reducir la gravedad del problema y suele ir seguido del eufemismo: “menos mal que me han diagnosticado pronto los dolores de cabeza…” Por último, la autoinculpación permite a la persona percibir una falsa sensación de control a través de pensamientos y atribuciones internas: “en cuanto deje de fumar, desaparece el cáncer… voy a dejar de tomar tanto el sol para que desaparezcan las verrugas junto con la ayuda de la medicación… voy a hacer más ejercicio para fortalecer mis huesos dañados…”, etc

(para más información, ver en la sección “Documentos” aquellos archivos relacionados con la “Comunicación de malas noticias” y “La Comunicación al Final de la Vida”)

COMPARTIR

UBICACIÓN HOSPITAL

»Avda. Murrieta, 70
48980 Santurtzi - Bizkaia

Localización del Hospital San Juan de Dios

UBICACIÓN CENTRO MEDICO

»Herriko Plaza, 16
48901 Barakaldo - Bizkaia

»Teléfono: 94 645 40 40

barakaldo.centromedico@hsjd.es

Localización del Hospital San Juan de Dios

INTRANET

» Acceso a la Intranet

2012 © Hospital San Juan de Dios Santurtzi Diseño Web BilbaoLabrys
OSAKIDETZA: Actividad Concertada Dpto de Salud